La impresión con tipos móviles se inventó alrededor de 1450 por Johannes Gutenberg. La maquinaria que se usaba hace 500 años no tiene grandes diferencias ni avances con las que utilizamos en la actualidad en la granja gráfica. Los tipos de plomo son representaciones tridimensionales invertidas de izquierda a derecha de las letras del alfabeto, números, ilustraciones y otros signos situados sobre un paralelipedo de plomo.
En los primeros momentos de la imprenta se llegaron a utilizar 290 caracteres distintos que quedaron reducidos entre 60 y 125 con el transcurso del tiempo debido, sobre todo, a la eliminación de ligaduras. Dependiendo de la lengua de la que se tratase se realizaban cantidades diversas de cada letra y cada numero, signos de puntuación, etc.

La composición tipográfica

Para componer los textos se necesitan varias herramientas, algunas pueden verse en el apartado de herramientas. Las mas importantes son el componedor ( barra de metal con un tope en donde se colocan las tipos) y el cajón tipográfico, de donde sacaremos las letras a usar.





Cuando se termina de componer letra a letra, palabra a palabra y línea a línea, se coloca todo el texto en una superficie para poder corregirlo y prepararlo para la maquina. En el ejemplo siguiente se ve una composición terminada junto al impreso resultante. El texto se consigue mediante composición tipográfica y las imágenes del fondo gracias a un grabado xilográfico.


Grabado Xilográfico

La técnica de grabado xilográfico es una técnica en relieve, lo cual implica que el tallado de la plancha deja en relieve solamente lo que será impreso. Las incisiones se realizan mediante gubias especializadas, vaciando la madera en las zonas que no se desea imprimir. En la estampa se puede apreciar evidencias que es un grabado xilográfico, ya que se deja ver la textura propia de la madera. Estas irregularidades en el pigmento realzan el carácter expresivo de la técnica.

Linograbado

El linograbado se diferencia de la xilografía en el material de la plancha y las gubias con las que se trabaja. El linóleo es un caucho descubierto en 1863 en Inglaterra por Federic Walton, que lo utilizaba como revestimiento y aislante para el pavimento. En los años 1960 Pablo Picasso empieza a utilizar el linóleo, entusiasmado por la facilidad con la que se podía trabajar, lo cual lo llevo a encontrar una alternativa en la realización de varios colores, que antes se producía por medio de una plancha diferente para cada uno. Este procedimiento, además de revolucionar la estampación en color, contribuyó a dignificar una técnica que estaba muy poco considerada. El nombre de este proceso es “plancha perdida” o “método Picasso” y en la actualidad tiene gran uso.
Las estampas que se obtienen gozan de una textura mas simple, lisa, opaca y colores compactos y homogéneos. Comparado con la madera, permite menor cantidad de detalle, aunque es algo que depende de la aptitud y experiencia del grabador.

Trepa

La técnica de la trepa surge en el siglo XV con la específica función de colorear las xilografías. Se lo usaba en la antigua China para diseño decorativo de paredes, techos y tejidos, también para marcar embalajes con sellos y caligrafía. Tuvo su mayor aplicación en Francia en el siglo pasado en la coloración de ilustraciones de libros y estampas. En la actualidad es muy utilizado también para hacer stensils o grafittis.
El procedimiento para la impresión es muy simple, se trata de cortar en un cartón o una plancha la forma que se desea colorear para después aplicar el color. La aplicación se hace a mano, mediante roleos, pinceles, esponjas, aerosol, etc.
El tipo de imagen que se consigue, comparado con la xilografía o el linóleo tiene menor cantidad de detalle y existe mayor limitación en la continuidad de los trazos.

Clichés

Algunas imágenes no pueden ser reproducidas con las técnicas anteriores, por ello se confeccionan matrices de metal o plástico. Es el caso de logotipos, imágenes prediseñadas, composiciones complejas, etc. Esta matriz se puede imprimir con cualquiera de las prensas del taller, y están hechas de materiales duraderos que soportan una gran presión.